jueves, 3 de marzo de 2011

Desde ayer siento que no soy yo. Mis viejos se dieron cuenta de toque, que estaba rara, que no era la misma. Entonces me preguntaron que me pasaba y si necesitaba a hablar, pero mi respuesta fue un, no me pasa nada, estoy bien.
Despues a la noche me di cuenta, que no era verdad. Estaba muy bajoniada, con miedo y sobre toda las cosas triste.
 Nunca me paso algo parecido, de andar tirada en la cama sin escuchar música, sin pensar en nada. Sin hacer nada.

No hay comentarios: